lunes, 9 de noviembre de 2015

DEADLY NOISE CREW "Todos los colores van al negro" [CS-039] CD 5 €



Espectacular trabajo proveniente de la provincia de Misiones, Noreste de Argentina. Tierra de abundantes artistas comprometidos, social y políticamente, con la música, como principal baza e hilo conductor, como nexo de unión con sellos, colectivos sociales y compañeros músicos afines; a los mismos sentimientos y conceptos, que comparten y expanden a los cuatro puntos cardinales del planeta músical. Deadly Noise Crew, llevan la friolera de 14 años juntos y gracias a su incansable y constante trabajo en el local de ensayo, giras por su país, se han labrado un nombre. Dándose a conocer a sellos de Chile y por mediación de los mismos y gente como Gonzalo Pichón (Quien Caya Otorga, Gerk), pudimos entrar Collector's Series, como un ente más, en toda la vorágine y parafernalia de coeditar, distribuir y difundir por medios, a este gran grupo grindcore, que se identifican con el underground, pero que perfectamente, dominan un lenguaje universal, cuyo mensaje contiene una especial sensibilidad y proyección hacia terrenos internacionales. El grupo lo componen actualmente los siguientes miembros: Tory a las voces; Adrian a la guitarra; Polack al bajo y Gero a la bateria.



Deadly Noise Crew, aunque fundamentalmente tocan grindcore, en sus temas podemos ver claramente influencias de lo que ahora comúnmente se conoce como metal, pero que en realidad podrían ser riffs rockeros y bases pesadas del rock duro de los 70, el mismo que ayudó a cimentar Black Sabbath, junto con los otros "padres" del invento, Deep Purple y Led Zeppelin. Y como el arte y la música, cuando se quitan el lastre de los tópicos y las ataduras de los complejos, beben de todas las épocas y todas las fuentes. Precisamente, ese toque oscuro, entronca a la perfección, con los ritmos más hardcore punk y crust, tipo Doom. Que terminan por darle ese cariz más extremo y contundente. En suma, un combo de grindcore, que conforma una banda de directo, con muchísimos parámetros artísticos, convicciones y argumentos, para ir ganando adeptos allá por donde pasen o por donde suene su música.


El disco es un soplo de aire fresco extremo y violento, música que emana desde las entrañas, pero con mucho sentido. Cuyo mensaje libertario refleja el sentir de una generación, que sabe usar perfectamente, como arma arrojadiza, contra los opresores y memos adoctrinados que los apoyan, su intelectualidad; no a base de "horterismo" pijo o empalagoso "gafapasterismo" vacio, sino a base de un gusto exquisito por el arte en su máxima expresión, llevada no sólo al terreno musical, sino al gráfico. Ya que las ilustraciones de la carátula y gatefold, complementan a la perfección la lírica de las composiciones musicales del grupo. Adrian, el guitarra, uno de los miembros de Deadly Noise Crew, es el encargado de tal labor, como casi siempre suele suceder en bandas del "under", pero además con un estilo y expresividad que es la propia que transmiten cada uno de los temas, de este trabajo de título genérico y tan sugerente como "Todos los colores van al negro".

Son bastante destacables las colaboraciones que aparecen en el disco de Alejandro Llanos, en la canción "El fin siempre estuvo cerca" donde aporta voces. Así como, unas afiladas guitarras rockeras de Matías "El Naipe", en los temas "Amaneceres" y "Largo pesar", con ese toque garage candencioso y hard rock a medio camino "sleazy" y "stoner", que le da una ambientación perfecta, a lo ecléctico de sus influencias, siempre presentes desde el comienzo hasta el fin del increible tracklist. Precisamente, El Naipe, fue el encargado de realizar la grabación, mezclas y masterización del disco, dándole si cabe aún, una categoría superior a la producción final del mismo.



A continuación, una video entrevista a Tory y Adrian de Deadly Noise Crew, muy interesante realizada por el medio Misiones Online TV:

 
Texto: Obstinato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada